CABINAS DE PINTURA PARA EL SECTOR METAL

En Tecnicabina, S.L. fabricamos cabinas especializadas para el sector metal, por ejemplo, para fabricaciones como:

  • Calderería, Estructuras metálicas, etc.
  • Cerrajería metálica (Puertas, cancelas, rejas, escaleras, etc.).
  • Carpintería de aluminio (sistemas de ventanas/puertas correderas, sistema de ventanas / puertas abisagradas de aluminio).
  • Manufactura del metal (Mecanizado, cizallado, corte, etc.).
  • Lamparería (fabricación de lámparas y/o accesorios para lámparas).

Ofrecemos soluciones para todos los procesos del sector metal, desde el proceso de lijado y pintado, hasta el proceso de secado de las piezas. Nos adaptamos siempre a las necesidades concretas de cada caso y de cada cliente, gestionando proyectos individualizados y ofreciendo soluciones personalizadas.  Además de la fabricación, y comercialización, en Tecnicabina, S.L. también realizamos el servicio de diseño, montaje “in situ” de los equipos y el servicio post-venta (mantenimiento y reparación).  Trabajamos bajo dimensiones standard, no obstante, nos adaptamos a dimensiones especiales por especificaciones concretas del cliente.  Ofrecemos un servicio de calidad, asegurando así la confianza de nuestros clientes.

USOS Y APLICACIONES INDUSTRIALES DE LAS CABINAS DE PINTURA PARA EL SECTOR METAL

  • PROCESO DE LIJADO.
    • Ofrecemos cabinas para aspirar y filtrar el polvo procedente de procesos como el lijado de piezas de metal o polvo de otro tipo de procesos industriales de este sector. A veces el lijado es el paso previo al barnizado o pintado de la pieza en el sector del metal, ya que hay veces que es necesario realizar cortes o mecanizados a las piezas metálicas y para este proceso, nuestras cabinas de aspiración y filtración de polvo se diseñan y dimensionan adecuadamente para captar este polvo. Una correcta extracción del polvo es fundamental para evitar la acumulación de polvo en las inmediaciones de la zona de lijado, evitando con ello contaminación ambiental y aumentando también la seguridad de las personas que trabajan en estos procesos. El operario realiza el trabajo (cortes, mecanización, etc.) sobre las piezas metálicas en la parte frontal de la cabina y el polvo es aspirado y captado por unos filtros situados también en esta parte frontal de la cabina.Estas cabinas utilizan un sistema de filtración mediante filtros de cartucho. En este caso la filtración es absoluta. La extracción del aire se realiza con ventiladores centrífugos de alto rendimiento y tuberías de extracción al exterior, y a veces también es posible colocar unos filtros finales recambiables tipo pack, clase F7, que aseguran la filtración absoluta de la cabina. Este tipo de cabinas pueden ser de tipo muro, es decir, sin avance de laterales, o cabinas con avances laterales. En este último caso el polvo queda confinado al espacio de trabajo y se favorece así la aspiración del mismo.
      • A continuación, se detalla el esquema de funcionamiento de las cabinas de aspiración y filtración de polvo metálico junto con los elementos que las componen:

        Funcionamiento de Cabina-Muro de Aspiración y Filtración de polvo con sistema de filtros de cartucho y limpieza automática programable

      • Funcionamiento de Cabina de Aspiración y Filtración de polvo con sistema de filtros de cartucho y limpieza automática programable

      • A continuación, se expone un ejemplo de cabinas de lijado de este tipo en empresas del sector metal:

        cabina caldereria industrial

          Cabina de aspiración y filtración de polvo en empresa dedicada a la fabricación de piezas y conjuntos de tubo curvado, calderería industrial, etc.
  • PROCESO DE PINTADO Y/O SECADO.
    • Distinguimos 2 tipos de zonas para este proceso:
    1. ZONAS ABIERTAS: En ellas la zona de trabajo es abierta y puede estar totalmente abierta, o parcialmente cerrada (delimitándose a veces la cabina por algunos laterales). Se suelen utilizar en los casos de piezas que no requieran un acabado muy exigente, ya que, al ser espacios de trabajo abiertos, el acabado de las piezas no tendrá tanta calidad. No hay proceso de secado en estas zonas, ya que al estar abiertas no es posible instalar un sistema de calefacción. El secado se realizaría a temperatura ambiente en otra zona fuera de la cabina. Hay 2 tipos de zonas abiertas:
      • Zonas Aspirantes: son zonas en las que la aspiración del aire cargado de pintura se efectúa a través de suelo aspirante dotado de 2 etapas de filtración para retener los pigmentos sólidos. Este aire filtrado se extrae al exterior mediante ventiladores centrífugos de media presión y simple aspiración. A continuación, se detalla un esquema de funcionamiento de las zonas de pintura abiertas, junto con los elementos que las componen:
      • Cabinas de Pintura Abiertas: en ellas la aspiración del aire con pintura se efectúa a través de un frontal aspirante con 2 etapas de filtración que retienen las partículas sólidas. Suelen ser cabinas diseñadas en función de las dimensiones de las piezas. Se suelen utilizar en los casos de piezas de pequeñas dimensiones. Para piezas de mayores dimensiones, se pueden usar cabinas de mayor longitud, o cabinas unidas cuya suma en conjunto sea la dimensión más grande de la pieza a pintar. Como en el caso de las cabinas de aspiración y filtración de polvo anteriormente expuestas, las cabinas de pintura abiertas también pueden ser de tipo muro, es decir, sin avance de laterales, o con avances que delimitan la zona de trabajo.
        • A continuación, se detalla un esquema de funcionamiento de las cabinas de pintura abiertas, junto con los elementos que las componen:
        • A continuación, se expone un ejemplo de cabinas de pintura de este tipo en empresas del sector metal:
    2. ZONAS O CABINAS CERRADAS: En ellas la zona de trabajo es cerrada y está confinada a un recinto. Admiten que pueda realizarse el proceso de secado, ya que al estar cerradas es posible poner un sistema de calefacción para secar las piezas. Una cabina de pintura cerrada es un área ventilada y totalmente cerrada por todos los laterales, no obstante, tiene puertas de acceso de piezas y puerta de personal. El operario y la pieza o piezas a pintar se encuentran en su interior. Este tipo de cabinas, se instalan cada vez más frecuentemente ya que permiten tener una separación física del local de pintado, con evidentes beneficios para la seguridad de los trabajadores, y también porque al albergar en su interior las piezas acabadas, permiten evitar problemas cualitativos debidos a la presencia y deposición de polvo sobre las piezas pintadas. Podemos distinguir 2 tipos de cabinas cerradas:
        • Cabinas de Pintura por Depresión: En ellas la entrada de aire se realiza sin sobrepresión, por aspiración de aire mediante techo filtrante, normalmente situado en el techo de la cabina. El aire contaminado se filtra a través de 2 etapas de filtración: una 1ª etapa con filtros de cartón plegado y una 2ª etapa con filtros de fibra de vidrio o “Paint-Stop” y es extraído al exterior de la instalación por los ventiladores de extracción. Con este sistema se consiguen resultados de acabado de las piezas bastante aceptables y además son instalaciones intermedias, con respecto al coste económico, entre las cabinas abiertas y las cabinas cerradas presurizadas que exponemos más adelante. A continuación, se detalla un esquema de funcionamiento de las cabinas de pintura por depresión junto con los elementos que las componen: Cuando el espacio disponible donde ubicar la cabina es de reducidas dimensiones, la superficie filtrante, se suele situar en la parte trasera de la cabina, en lugar de en el techo de la misma, permitiendo que la cabina sea más corta.
          • En la imagen izquierda a continuación, se visualiza cabina de pintura con entrada de aire por depresión y en la imagen derecha, se muestra la superficie filtrante vertical en el interior de esta misma cabina:
        • Cabinas de Pintura Presurizadas: En ellas la entrada de aire se realiza con sistema de presurización mediante UTA (Unidad de aporte y tratamiento de aire) y se inyecta sobrepresionado a través de plenum filtrante al interior del recinto. Se puede inyectar también el aire calefactado para realizar un secado de las piezas dentro del mismo recinto de la cabina y además es posible delimitar 2 zonas independientes dentro de este tipo de cabinas, separando la zona de aplicación de la pintura, de la zona de secado de las piezas. Con este sistema de trabajo, se consiguen resultados óptimos de acabado de las piezas. El flujo de aire en estas cabinas es horizontal, es decir, el aire entra en la cabina a través de un sistema filtrante llamado plenum o pulmón, situado en el techo de la cabina. Este aire filtrado recorre toda la longitud de la cabina y es extraído mediante un ventilador o varios ventiladores de extracción, en función del caudal de extracción necesario por las dimensiones de la cabina. Con este flujo se consigue que la circulación del aire sea más uniforme alrededor del objeto. Además, la pintura y las impurezas se aspiran para aislar el acabado. Tanto el movimiento del aire, su velocidad, dirección, homogeneidad en su reparto y las renovaciones del mismo, son características representativas de las cabinas presurizadas. Además, la sobrepresión ejercida en este tipo de cabinas, contribuye a mantener la estabilidad de la ventilación y además a trabajar en una atmósfera ausente de polvo. A continuación, se detalla un esquema de funcionamiento de las cabinas de pintura presurizadas junto con los elementos que las componen:
          • A continuación, en la imagen izquierda, se visualiza cabina de pintura presurizada y en la imagen derecha, se muestra plenum filtrante horizontal del aire de entrada en techo de cabina y la superficie filtrante de pintura al fondo:
  • PROCESO DE SECADO:
    • Disponemos de recintos u hornos de secado en los que se consigue la temperatura adecuada a cada proceso de secado y en función de las necesidades específicas de cada caso. En función de la temperatura de trabajo a la cual se deban secar las piezas, el recinto de secado se configura de un modo u otro. En las cabinas de pintura presurizadas que hemos visto anteriormente, también podía existir una zona de calefacción y secado de las piezas dentro del mismo recinto donde se efectuaba el pintado, pero si queremos conseguir un secado de calidad, lo recomendable es realizarlo de modo totalmente independiente del proceso de pintado de las piezas. En este caso con los recintos u hornos independientes de secado, el proceso de secado de las piezas tiene lugar en recintos cerrados y éstos son independientes de los procesos de lijado y pintado de piezas. El aire se inyecta presurizado y prefiltrado dentro del recinto (mediante UTA) y en algunos casos en función del requerimiento del caso, también se inyecta filtrado (mediante plenum filtrante). El sistema de calefacción empleado, suele ser mediante cámaras de combustión con quemador de gas-oil, gas natural, resistencias eléctricas, etc. La temperatura de trabajo se controla desde el armario de control operativo del recinto de secado. A continuación, se detalla un esquema de funcionamiento de los recintos de secado junto con los elementos que los componen:
    • A continuación, se exponen ejemplos de hornos de secado de este tipo en empresas del sector metal:

PRODUCTOS Y CABINAS INDUSTRIALES DISPONIBLES PARA EL SECTOR METAL

PROCESO DE LIJADO:

PROCESO DE PINTADO Y/O SECADO:

PROCESO DE SECADO: