Diseño y especialización de las cabinas presurizadas

Las cabinas de pintura presurizadas están diseñadas para la captación, aspiración, filtración y secado de pinturas, barnices o lacas en diferentes procesos de recubrimiento de piezas (madera, metal, plástico, etc.). Son espacios cerrados y mantienen aislado el proceso de pintado que se produce en el interior de la misma, evitando entrada de polvo y contaminación del exterior. Funcionan mediante el sistema de presurizado o compensación, que consiste en el aporte de aire filtrado al interior de la cabina donde se aplica el recubrimiento, con el fin de compensar la extracción de aire de la cabina donde se trabaja. Con este tipo de cabinas se consiguen mejores condiciones de seguridad e higiene para las personas que vayan a trabajar en su interior y además mejores acabados en el recubrimiento de las piezas. Además, también se puede incluir calefacción para acelerar el proceso de secado de las piezas.

Tipos de cabinas presurizadas

Pueden ser de dos tipos en base a las características del recinto: Cabina de pintura presurizada con recinto de trabajo unificado o Cabina de pintura presurizada con divisoria, en la que se independiza la zona de aplicación de pintura de la zona de secado de piezas.